jueves, 6 de abril de 2017

CÓMO HACER MACERADOS DE MIEL Y PLANTAS y por qué es importante la miel cruda.

Los macerados son una exquisita forma de aprovechar las virtudes de la miel, enriqueciéndola con los aromas y cualidades de plantas medicinales aromáticas, especias, pétalos de flores... El límite está en nuestra imaginación. 

LOS BENEFICIOS DE UNIR DOS TESOROS MEDICINALES: MIEL Y PLANTAS
La miel cruda (miel verdadera) es conocida y muy utilizada desde la antigüedad como valiosa medicina natural rica en propiedades, tanto para uso externo como interno. Ha sido apreciada incluso por su valor antitumoral, algo que investigaciones recientes parecen confirmar. Además, actualmente la ciencia ya reconoce que esta dulce medicina, no sólo es un prebiótico que alimenta nuestra flora bacteriana "buena", también es un probiótico al contener lactobacilos (lactobacillus kunkeii) que fortalecen esa flora. Repleta de enzimas digestivas, antioxidantes, y sustancias con acción bactericida, la miel potencia una microbiota equilibrada y variada, algo esencial para mantener nuestro sistema inmunitario fuerte.

Sin embargo, tal y como detallaremos más abajo, todas estas propiedades sólo se dan cuando la miel es verdadera y cruda, es decir, que no ha sido adulterada ni calentada, algo difícil de encontrar hoy día.

Así pues, cuando maceramos plantas aromáticas en miel, obtenemos una sinergia de poderosos elementos naturales, que dará como resultado una miel activada cargada de sustancias beneficiosas.

A continuación veremos el método de preparación, ilustrándolo con una receta de miel y romero. En este caso, buscamos la sinergia de la acción de la miel de castaño y del romero que nos ofrecerá un producto final rico en minerales, antioxidantes, y con potencial antiinflamatorio y estimulante de la circulación.

INGREDIENTES
  • Planta fresca o seca. En este caso, romero fresco.
  • Miel. Preferentemente ecológica y cruda (que no haya sido pasteurizada).
También necesitaremos un tarro de cristal con tapa y un colador.

PREPARACIÓN
1. LLENAR EL ENVASE CON LA PLANTA
La planta puede estar entera, machacada, o cortada finamente, dependerá de gustos. Cuanto más desmenuzada esté, menos días de maceración requerirá.
Planta fresca: extender la planta sobre una bandeja o un paño para que pierda humedad, entre 12 y 24 horas antes de hacer el macerado. Según preferencias y la intensidad de sabor que busquemos, llenaremos el envase hasta arriba con la planta suelta, sin apretar, o hasta la mitad. 
Planta seca: llenar una cuarta parte del envase con la planta.

2. CUBRIR CON MIEL
Cubrir la planta con miel hasta llenar completamente el tarro. Remover suavemente. Tapar. Al asentarse la miel puede que sea necesario echar un poco más para acabar de rellenar.
Si la miel está muy densa o sólida, será necesario calentarla al baño María a fuego muy bajo hasta que tenga la textura adecuada para que la podamos verter.

3. MACERAR ENTRE UNA Y DOS SEMANAS
Guardaremos el tarro bien cerrado en un lugar cálido pero protegiéndolo de la luz directa.
Remover a diario, procurando que la planta quede bien cubierta por la miel.
El tiempo de maceración dependerá de la intensidad de sabor que queramos. Normalmente a los 7 ó 10 días ya estará listo, pero puede dejarse un par de semanas (o más si la planta es seca).

4. FILTRAR Y GUARDAR.
Una vez listo sólo tenemos que filtrar con un colador y pasar al envase definitivo. Si la textura fuese muy sólida o densa, tendremos que calentarlo al baño María, a fuego muy suave, hasta que sea posible el filtrado. Guardar en un lugar fresco y seco, alejado de la luz.
Caducidad: dependerá de diferentes factores. Si se ha realizado con planta seca, su duración puede ser muy larga, corresponderá al tiempo de vida de la miel en sí.
Los macerados con planta fresca son más delicados ya que al contener algo de humedad procedente de la planta, pueden estropearse. Es difícil saber cuánto tiempo se mantendrán en buen estado, pero como norma, cuanta más humedad, antes caducará. En este caso, para evitar riesgos, es mejor preparar sólo la cantidad que vamos a consumir en unas semanas o en unos pocos meses. 
ALGUNAS IDEAS DE POSIBLES INGREDIENTES
Los ingredientes que podemos añadir a estos macerados son muy variadoss, entre ellos: flores de lavanda, manzanilla, hibisco... tomillo, romero, ajedrea, menta, salvia, anís estrellado... canela, cardamomo, vainilla, cayena...

POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE QUE LA MIEL SEA CRUDA Y ECOLÓGICA. CÓMO RECONOCERLA.
La miel para mantener sus apreciadas propiedades medicinales debe ser natural, verdadera y cruda. Desgraciadamente, esto no suele ser lo que encontramos en los supermercados habituales. Es un secreto a voces que se adultera la miel con azúcar, entre otras vergonzosas malas prácticas. Lo denunciaba no hace mucho Christophe Brusset, ingeniero agroalimentario francés,  ex-ejecutivo de la industria alimentaria, en una entrevista para el periódico El Mundo, "El 30% de la miel que se vende en los supermercados es fraudulenta, está mezclada con azúcar, cuando no es falsa al 100%".

Otro problema que podemos encontrarnos en la miel son los residuos tóxicos procedentes de campos fumigados, contaminación ambiental... o la contaminación por transgénicos. Para minimizar el riesgo, será importante utilizar siempre que sea posible mieles ecológicas.

Además la riqueza en nutrientes, bacterias beneficiosas y propiedades medicinales de la miel se verá drásticamente mermada si esta se somete a calentamiento, otra práctica habitual de la industria. Por ejemplo, las inhibinas responsables de su acción bactericida, se destruyen entre los 30 y 40ºC. Para evitar mieles que hayan sido sometidas a procesos de calentamiento o de pasteurización, será imprescindible conseguir miel cruda. Para saber si es cruda hay que asegurarse de que esto se especifica en el envase, a no ser que obtengamos la miel directamente de un apicultor de confianza cuyas prácticas éticas y comprometidas con la miel de calidad conozcamos.

APOYAR Y FOMENTAR LAS BUENAS PRÁCTICAS EN APICULTURA
Actualmente tenemos un grave problema de desaparición de las abejas en el mundo. Nuestra forma de vida totalmente antinatural e irresponsable está destruyendo biodiversidad imprescindible para nuestra supervivencia. Ya son muchos los estudios que denuncian que el uso indiscriminado de agrotóxicos, así como el brutal aumento de radiaciones inalámbricas, alteran el delicado organismo de estos y de otros admirables y preciosos seres vivos, incluidos nosotros mismos

Por otro lado, todavía son pocos, pero cada vez más, los apicultores que se unen en su compromiso por unas prácticas éticas de respeto y cuidado máximo hacia las abejas y el medio ambiente. Consumir las mieles procedentes de estas colmenas, no sólo nos garantiza una miel mucho más saludable que mantendrá sus propiedades medicinales. Es nuestro voto apostando por un medio ambiente libre de tóxicos, y un apoyo a las personas y empresas con ética y conciencia.

Y recordemos que cada acto de consumo es una declaración que manifiesta a quienes apoyamos y qué prácticas seguimos fomentando. Quejarse en los foros virtuales del fraude de la miel o de los tóxicos ambientales es poco útil. Dejar de consumir mieles falsas y productos fumigados, sí puede tener un gran impacto. Hagamos pues, un consumo consciente.

Fátima Solé
Bloguera, youtuber, naturópata.

REFERENCIAS
Enlaces
Entrevista de El Mundo a Christophe Brusset "La miel del supermercado es el mayor fraude".
Honey as a potential natural anticancer agent: a review of its mechanisms.
Bibliografía
Cómo Cura la Miel, Círculo de Lectores, 1997.
Tratamientos Naturales al Alcance de Todos, Olga Cuevas Fernández, Lucía Redondo Cuevas. Cenadiher S. L., 2011.
Lo que Podemos Hacer Cuando Pasamos un Cáncer, Dr. Xavier Uriarte. Autoedición del autor, 2015.


IMPORTANTE
ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE, LA CONSULTA, TRATAMIENTO, O DIAGNÓSTICO, DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

viernes, 10 de febrero de 2017

ALCACHOFAS AL HORNO - Receta fácil, rápida y sana.

La alcachofa, flor de la alcachofera (cynara scolymus), es un importante alimento medicinal, habitual en la dieta mediterránea. Esta planta es muy valorada por su acción desintoxicante y protectora del hígado, así como por ayudar a reducir los niveles de colesterol y de glucosa, mejorar las digestiones, ser diurética y ligeramente laxante, además de un conocido aliado en las dietas de adelgazamiento. 

Si bien es en las hojas de la planta donde encontramos la mayor cantidad de principios medicinales, al ser estas muy amargas son más difíciles de incluir en la cocina. Sin embargo, su flor, la alcachofa, también posee propiedades parecidas en cantidad más moderada, por lo que podremos beneficiarnos de su acción medicinal si la incluimos en nuestra dieta de forma habitual.

Aprovechar la alcachofa en nuestros menús es más fácil y rápido de lo que algunos puedan pensar, ya que se puede tomar hasta cruda en ensaladas rociada con un buen chorro de limón. Para aquellos que estén menos familiarizados con su uso, comparto una receta rápida, sencilla y saludable, para que comencemos a darles a estas valiosas flores el protagonismo que merecen en nuestra mesa.

NECESITAREMOS
Alcachofas 
Limón
Aceite de oliva (mejor si es virgen extra de primera presión en frío)
Sal marina

Siempre que sea posible escogeremos productos de cultivo ecológico, preferentemente de agricultores cercanos a nuestro lugar de residencia. Es la mejor forma de negarmos a apoyar prácticas que envenenan el Planeta, acaban con la biodiversidad y dañan la salud de personas y animales con agrotóxicos.

CÓMO SE PREPARAN
  1. Cortar los tallos de las alcachofas.
  2. Lavarlas.
  3. Partirlas por la mitad, rociarlas con zumo de limón, y extender sobre una bandeja para horno.
  4. Hornear durante media hora a 150 ºC (302 ºF).
SERVIR
Servir sazonadas con sal marina y un chorrito de aceite de oliva. 

CÓMO SE COMEN
Comenzamos con las hojas de la alcachofa, que se toman con las manos una por una, su parte comestible es la base. Después nos queda el corazón de la flor que es la parte más deliciosa. 

Como veis, incluir habitualmente la excepcional alcachofa en nuestra dieta es muy fácil. Esta planta es un pequeño tesoro que la naturaleza nos regala. Son pequeñas píldoras medicinales en forma de flor que deberíamos aprovechar.

¿Tienes alguna receta secilla para aprovechar la alcachofa? Cuéntanosla en los comentarios y así ¡tomamos nota todos!

IMPORTANTE:
ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE, LA CONSULTA, TRATAMIENTO, O DIAGNÓSTICO, DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

Fátima Solé
Bloguera, youtuber, naturópata.


BIBLIOGAFÍA
La Salud Está en su Despensa, Dra. Magdalena Mejías y Armando Aflallo, EDAF, 2007.
Gran Enciclopedia de las Plantas Medicinales, Dr. Berdonces i Serra, Tikal Ediciones.

viernes, 6 de enero de 2017

COMENTANDO LIBROS "Salud de la Botica del Señor" y "Lo que Podemos Hacer Cuando Pasamos un Cáncer".


En esta sección comento libros de salud natural (cuerpo y mente). Encontraréis desde libros recientes hasta libros descatalogados. Todos son comprados por mí y no tienen ningún tipo de afiliación, por lo que la opinión es totalmente independiente.

SALUD DE LA BOTICA DEL SEÑOR 
María Treben, editorial Ennsthaler, 2012.
109 páginas


Este es uno de los libros que suele mencionar Josep Pámies como referencia para el uso de plantas, y por algo será. Maria Treben dedicó toda su vida a recoger los conocimientos de la naturaleza heredados de sus antepasados, y a ponerlos en práctica ayudando a miles de personas. 

Uno de los puntos fuertes del texto es que está dividido por plantas medicinales, 31 en total, y en cada una encontramos una exhaustiva descripción de las distintas enfermedades para las que se puede utilizar y cómo se aplica en cada caso concreto. Todo ello ilustrado con testimonios de curaciones basados en su experiencia. Además en cada planta nos indica los tipos de preparados que podemos realizar con ella, y cómo elaborarlos. Encontraremos desde recetas de infusiones, tinturas, baños, compresas, aceites, pomadas, vinagres, saquitos de hierbas, vinos, cataplasmas, jarabes...

Por lo tanto, este es un libro muy práctico, ideal para conocer en profundidad el amplio abanico de usos de cada planta. Y es un libro único, ya que Maria Treben detalla en él muchos usos olvidados que no vamos a encontrar en otros manuales.

Para complementar toda la información, el libro comienza con un capítulo en el que nos resume cómo hacer correctamente cada tipo de preparado. Y concluye con un útil vademécum en el que explica las pautas principales a seguir en cada enfermedad.

Por otro lado, es un libro muy fácil y práctico de manejar, ya que su tapa blanda y tamaño generoso facilitan mucho la lectura.

LO QUE MENOS ME GUSTA
Me gusta todo de este libro, por eso sólo 31 plantas saben a poco y fácilmente echaremos de menos alguna planta importante. Asimismo, puede que veamos en el libro algunas hierbas difíciles de encontrar en los herbolarios, o que no sepamos identificar. Por suerte, gracias a la valiosa labor de la asociación La Dolça Revolució y a Pámies Vitae, por lo menos en España nos resulta más fácil acceder a ellas, tanto secas como frescas. Deberíamos valorar este tipo de iniciativas, y a poder ser reproducirlas por todo el mundo, para proteger los valiosos conocimientos heredados sobre la medicina de la Madre Tierra, y así también contribuir a proteger y a defender la Naturaleza.

Creo que este manual merece un lugar destacado entre los libros de consulta sobre plantas medicinales de nuestra biblioteca natural. Y lo recomendaría tanto para principiantes como para expertos en la materia, ya que es un texto que recopila mucha información de cada planta escogida.



LO QUE PODEMOS HACER CUANDO PASAMOS UN CÁNCER
Dr. Xavier Uriarte, autoedición del autor, 2015.
268 páginas


El Dr. Uriarte es un médico cargado de sabiduría, conocimientos, experiencia, y sentido común, y eso es lo que encontramos en sus libros.

En estos tiempos en que los tumores son una plaga y van a más, puede resultar muy valioso tener un libro como este bien a mano. En él vamos a encontrar un completísimo abanico de posibilidades y de opciones naturales para apoyar al organismo en el caso de que esté pasando por una fase tumoral, sea la que sea.

Uno de los puntos fuertes del libro es el apartado dedicado a las dietas, con 34 tipos de dietas diferentes muy bien resumidas. En cada una de ellas aprenderemos cuáles son los alimentos preferentes, los limitados, así como el tiempo recomendado para cada tipo de dieta, o el tipo de tumor o fase del mismo para la que suele ser óptima.
El doctor repasa las dietas más utilizadas en el naturismo, desde las básicas como vegana, crudívora o macrobiótica, a conocidos métodos como el Gerson, Kousmine... curas de distinto tipo desde la de frutas, verduras, cereales, tubérculos, cura quelante... a dietas más específicas como la de los tumores cerebrales, la del paciente terminal, la del dolor, la de la fase de convalecencia y cirugía.... o el ayuno, entre otras muchas opciones.

Por otro lado, al principio del libro encontramos varios capítulos dedicados a los nutrientes y alimentos importantes para ayudar en los procesos de cáncer.

También nos enseña a utilizar elementos de la naturaleza que sirven de apoyo en el proceso, desde el agua con curas básicas de hidroterapia, ejercicio, aire, mar, plantas medicinales... y hasta revisa algunos remedios populares eficaces para situaciones concretas. Por supuesto, sin olvidar la parte emocional y de búsqueda de armonía y de paz interior.

LO QUE MENOS ME GUSTA
El texto en los capítulos más teóricos del principio, tiene algunas partes en las que puede resultar un poco denso, sobre todo para lectores no especializados.

En resumen, este libro es una verdadera joya en el que se recopilan importantes y valiosos conocimientos para apoyar al organismo y dotarlo de las herramientas necesarias en el camino hacia la mejoría, el reequilibrio, y el bienestar.

Nota: Dado que es un libro autoeditado por el Dr. Uriarte, si os interesa adquirirlo y tenéis problemas para conseguirlo, en el vídeo os muestro los datos de contacto del doctor para solicitarlo.




BREVE:
LIBROS PARA CULTIVAR LA FORTALEZA INTERIOR
Meditaciones, Marco Aurelio.
Acudir a los filósofos de la Antigüedad clásica como fuentes de desarrollo personal, autorreflexión, y cultivo interior, es un ejercicio más que recomendable.

El filósofo estoico  Marco Aurelio es una de estas referencias de inspiración y de sabiduría extremadamente valiosas y únicas, y más teniendo en cuenta que era emperador romano, uno de los llamados cinco emperadores buenos.

Hoy os recomiendo sus Meditaciones. Salvando la distancia temporal y otras cuestiones como las creencias de cada uno, las Meditaciones son un tesoro en cuyas líneas siempre encontraremos reflexiones valiosas para facilitar nuestro viaje por la vida. Y así nos daremos cuenta también de que las cuestiones básicas que nos preocupan y afectan como seres humanos siguen siendo exactamente las mismas que hace dos mil años. El primer capítulo del libro es el único que puede parecer más denso ya que Marco Aurelio recuerda a las personas que le han servido de ejemplo.

Os dejo con una frase del libro:

"Que tus recursos más inmediatos sean dos: uno, que los asuntos no afectan tu alma sino que se quedan fuera sin moverse y que los desasosiegos dependen sólo de tu suposición interior; dos, que todo cuanto ves ¡en qué poco tiempo cambiará y dejará de ser!, reflexiona sin pausa a cuántas transformaciones has asistido. El universo es transformación; la vida suposición."


Fátima Solé
Blogger, youtuber, nautrópata.